jueves, 13 de enero de 2011



Querer, gustar, novia, pareja... Todo esto aquí es más. Es más que que mi perro intente subirse al autobús cuando tú te marchas (relámpagos, Lilo, yo también quisiera), o que me regales el libro que llevaba buscando años, o que juguemos juntos a Resident Evil 5. Que me emocione al llevar al fregadero la bandeja con los platos de la noche anterior, cuando cenamos en mi casa, o cuando veo un ticket del 25 de Diciembre, o al encender un simple incienso. O más que deshacer una cama que has hecho tú. Es que puedas(amos) hacerlo.

Es sacar esos lienzos del trastero, y pintar en ellos con la mayor ilusión posible, empezando, eso sí, por tímidas pinceladas. Es la maquinaria perfecta, un círculo con otro inscrito. No hay más. Es dar sentido y llenar sonrisas y besos, o la vida entera. Y eso es algo que nadie notará, bueno, quizás tu madre. Y eso es algo que me convierte en el hombre más feliz del mundo.


Mira en tu cartera, dentro del sitio donde guardas el DNI.

1 visitas y opiniones:

Sara dijo...

Me gusta pero mucho mucho. Que bonito, escribes muy bien y es un gusto leerte. De verdad, sigue escribiendo que aqui hay una que te lee todas las entradas nuevas.

Publicar un comentario